Inicio

Luego de tantas camas ajenas y aun asi vacias, y tanta repelencia en silencio es genial tener un lugar para acurrucarse y suspirar los sueños compartidos, como si eso les diera empuje para realizarse al iniciar la mañana siguiente.

Hace mas de un mes de haber oficializado una relacion para ambos corazones. Situacion que siempre nos habiamos negado por tercos y odiosos de profesion. Nadie podia meterse con inguno excepto nosotros mismos. Un espejo hasta en las sombras.

No podria quejarme, es la primera vez que me siento tan libre aun estando comprometida con el corazon y el futuro de alguien más que no sea yo. Finalmente no siento que me quieran arrancar las alas.

Guardo mis asuntos, tal vez por la secuela, mi mala costumbre de adelantarme a los hechos, y capaz mi amor a la soledad.

Creo que mi vida sigue igual, y mis planes, y mis viajes, y todo lo que pueda aprender. Solo que ahora puedo compartir hasta mi peor rostro y mis palabras mas sucias. El asunto es que TODO tiene tinte de sorpresa, de inesperado, de no pertenecer a nin guna zona de confort y creo que era justamente lo que buscaba. Un equilibrio.

Por primera vez me lío con un ser humano que hace mas de dos años estoy estudiando, tal vez con la necedad por delante. Pero si, mas de dos años en un empoderamiento constante (aún) de mi interés. Creo que valió lo vivido y lo esperado. Las negativas y cada muchacho egocentrico, inseguro, maniaco depresivo, bipolar, excentrico y falso. Creo que lo que llamo “tiempo desperdiciado” tambien lo valió porque gracias a eso se como vivir mi presente en esta situación.

Creo que podria durar otro año más sin ponerle nombre a ésto, me gusta sólo vivir ésta relación y explorar en equipo.  Hasta ahora, los altibajos son parte de la diversión, un mes como pareja y 5 más en intentonas infantiles y temerarias por estar cerca el uno del otro. Creo que ninguno puede cntar con alguien que lo conozca mas que el otro. Eso es suelo suficiente para comenzar.

Ya veremos que pasa.

Dormir en la misma cama

Supe que habia logrado serparar los sentimientos de las emociones-acciones desde la primera vez que pase la noche con alguien que no era mi pareja “oficial” por la que tenia sentimientos-amociones-acciones. Es casi sencillo y predecible. Si no siento ganas, ansias o deseos de dormir junto a alguien en específico no hay nada, tal vez un aprecio pero nada verdaderamente palpable o sustancial para que pueda transformarse en otra cosa de mayor envergadura.

Esa primera noche no pude si quiera dormir junto a ese hombre. Era terrible. No conseguia paz ni comodidad o cobijo, simplemente NADA. No era desprecio, era como un objeto no deseado en el espacio de mi descanso. Una espalda vacia sin ton ni son, insipido e inutil. Tuve que levantarme con cuidado y salir descalza de la habitacion y dormir en el mueble. Solo en ese momento logre conciliar el sueño y finalmente descanzar.

La segunda vez que pase la noche junto a otro hombre, estaba recostado en mis piernas, y respiraba lento y profundo. Y yo a pesar de no haberme ido a un mueble aparte para dormir, seguia siendo ese cuerpo distante e intimamente innecesario. Lo unico que no me alejaba de el sitio era que podia dormir como si nada hubiera pasado, y que con el muchachito en cuestion tengo una amistad desde hace ya 8 años y es el perfecto amigo con beneficios con el que no debo preocuparme de “complicaciones”.

La tercera vez que pase la noche junto a otro hombre, fueron varias y seguidas de hecho. SENTÍA cobijo y confianza, era delicioso para caer rendida y no despertar en muchas muchas horas. Era el perfecto estado de reposo sobre un cuerpo con una mente y un corazon tumultuosos. En ese momento supe que disfruto de descanzar bajo las tormentas mas aterradoras. Solo asi siento el control de todo y de mi. Termina siendo un buen recuerdo en el que pude dormir tranquila sin sentir nada.

La cuarta vez que comparti el sueño con alguien, (no pase la noche -aun- porque no me quedé), fue algo casi planeado. “Estas cansada? quisieras dormir un ratito?” …. listo. Todo en esa sensacion y los sentimientos que brotaron en cada densa y cadente respiracion fueron perfectos. En muchos años no me quedaba dormida con una sonrisa en los labios y en el pecho. No tuve pesadillas, y encajaba perfectamente donde fuera que me escurriera entre balbuceos y gruñidos.

Existen diferencias abismales. Yo, siempre preferiré la ultima.

“…Parecen puntadas verdad?”

Siempre me ha parecido así. Esa clase de personas que solo sirven para el deleite del resto, no para involucrarse, para adentrarse y consumirse. Es solo el arbusto colorido y alegre que lo hace sonreir a uno en el camino antes de entrar en la matrix. Es como cuando uno dice “que bonitas se ven esas nubes, parecen pintadas verdad?” uno se queda un ratito y dice en sus pensamientos “si tan solo la cámara capturara lo bonitas que se ven” pero uno ni la saca de la cartera, sigue caminando y toma el tren a la realidad.

Yo al menos tengo esa suerte, de conocer personas asi, el momento y el tiempo necesarios. Y digo la suerte porque pareciera que el universo colocara la alarma, para que yo abra paso a otros caminos y de oportunidad a esas nubes de alegrarle el momento a otro transeunte.